MILLION DOLLAR BABY. (CLINT EASTWOOD, 2004.)

CLINT EASTWOOD. EL RUDO POETA AMERICANO. 

Clint Eastwood ha demostrado a lo largo de su carrera que las cosas -y por las cosas me refiero a él mismo- siempre son mucho más de lo que parecen. Si en alguna de sus películas esto ha quedado especialmente claro, ha sido sin duda en Million dollar baby.

Hilary Swank y Clint Eastwood. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)
Hilary Swank y Clint Eastwood. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)

Eastwood no es un tipo duro, es un tipo honesto y sensible, un tipo lo bastante inteligente y sabio como para hacer siempre lo que es necesario, lo que debe hacer. Eso es lo que nos convierte en tipos duros, no lo que parece hacerlo.

En mi recorrido particular por la historia del cine, guardo tres películas en las que el boxeo sirve como Macguffin, como gancho con el que llamar la atención del espectador para contar historias que van mucho más allá de la práctica de un deporte:

Rocky como la mezcla idónea entre la aparente sencillez narrativa y el éxito en taquilla, Toro salvaje como el descenso al infierno a través del boxeo y Million dollar baby como la radiografía de aquello que posiblemente sea lo único que todos compartimos, la vida.

Hilary Swank, Morgan Freeman y Clint Eastwood. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)
Hilary Swank, Morgan Freeman y Clint Eastwood. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)

Clint Eastwood es un héroe cansado, viejo, irónico, astuto y sabio. Arisco y sensible a partes iguales, un cineasta magnífico. Tan hábil que ha hecho imposible al espectador distinguir entre su ego y su alter ego.

MILLION DOLLAR BABY. LA CHICA DE LA SONRISA INVENCIBLE.

En Million dollar baby, Clint es Frankie, ese anciano resentido con sí mismo, vivo a pesar de la herida permanentemente abierta provocada por las cartas a las que su hija jamás responderá, resignado a perder sus oportunidades por un exceso de prudencia que los demás juzgan con demasiada severidad como falta de valor, y resignado a su decrépito gimnasio que sirve como refugio para los miserables que intentan curar sus heridas entre las sombras que ocultan miradas con un continuo y revelador brillo húmedo en los ojos.

Clint Eastwood y Morgan Freeman. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)
Clint Eastwood y Morgan Freeman. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)

La vida es lo único que tenemos, y la vida es una putada que da pocas y breves treguas.

Million dollar baby es la explicación que el viejo y sabio Clint, el poeta americano endurecido por el espectáculo del cine, nos da a todos sobre la vida. El boxeo no tiene importancia, no es más que un Macguffin.

Lo que importa es la irrupción en la vida de Frankie de la chica del millón de dólares, de la hija que Frankie perdió, del campeón del mundo que Frankie perdió, de la esposa que Frankie perdió. Del sentido vital que Frankie encontró de nuevo en la sonrisa incansable del amor de su vida.

Hilary Swank y Clint Eastwood. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)
Hilary Swank y Clint Eastwood. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)

Frankie conoce a Maggie porque ella se lo propone, accede a su petición porque ella se lo propone, y a través de un sueño y una voluntad ajena, Frankie gana lo que había perdido. El impulso necesario para recorrer el último tramo de su vida.

Hilary Swank y Clint Eastwood. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)
Hilary Swank y Clint Eastwood. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)

A través de un guión sensible y práctico a partes iguales, una fotografía que sume gradualmente al espectador en un ambiente tenebrista y unas interpretaciones que son el paradigma de como se crea, se dirige y se materializa un personaje, Eastwood engaña al espectador con su Macguffin, y cuando lo tiene donde quería, cuando Maggie alcanza su sueño, dando sentido a su vida y la de Frankie, la vida, esa putada sobre la que trata la película, reaparece en escena para no abandonarla hasta el final.

Hilary Swank. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)
Hilary Swank. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)

Todas estas cosas sacan a la luz la radiografía que Eastwood lleva a cabo.

Maggie ha logrado lo que quería. Se la ha jugado a la existencia, a Dios, el diablo o en lo que cada cual quiera o necesite creer. Es hora de irse antes de que la vida reaccione y Maggie no pueda disfrutar de su victoria.

Hilary Swank. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)
Hilary Swank. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)

La breve tregua que la putada continua que todos compartimos concede ha pasado, para Maggie se acabó el tiempo, y solo Frankie puede darle -una vez más- la oportunidad de cumplir su sueño.

Frankie es un tipo honesto con el valor suficiente para hacer lo necesario, Clint un poeta pragmático que no dará rodeos para eludir el dolor y contarle al espectador como Frankie se despide de su hija, del amor de su vida y de su última oportunidad.

Maggie sonríe ante el amor y la generosidad de Frankie, cierra los ojos y deja de respirar.

El sueño se ha cumplido, la chica del millón de dólares se larga, Frankie desaparece entre las sombras de un ambiente claroscuro y costumbrista, mientras Scrap, ese narrador que también ha tenido su oportunidad, escribe una carta que tal vez tenga respuesta en la que le cuenta a la hija de Frankie la verdad, mientras lee los versos del poema con el que Clint nos cuenta a todos de que va esa putada que compartimos.

Y al espectador, no le queda más que el desmayo previo al coma. Una vez más, el boxeo no tiene importancia. La vida pega mucho más fuerte.

Algún día, esa vida que mantiene activo el corazón del cine americano se irá, cerrando para siempre los ojos implacables que miran hacia un sol que no se pondrá jamás.

Hilary Swank. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)
Hilary Swank. (MIllion dollar baby. Warner Bros., Lakeshore Entertainment, Malpaso Productions, Albert S. Ruddy Productions, Epsilon Motion Pictures, Studiocanal. 2004.)

Algún día la sonrisa torcida y seductora del último poeta del cine americano se desvanecerá.

Pero hoy no es ese día.

https://www.amazon.com/Million-Dollar-Baby-Clint-Eastwood/dp/B001EBWIRM

Feliz viaje de vuelta hacia la noche. #SHADOWSRULES

David Salgado.

©24 sombras por segundo. Marzo 2021.

Spread the movies. Comparte en tus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *