DEMENTIA. (JOHN PARKER, BRUNO VESOTA, 1955.)

EL PODER EN LA SOMBRA.

DEMENTIA, EL FIN SIN MEDIOS.

Dementia es -como su propio nombre indica- una especie de sueño retorcido, extraño y cargado de una atmósfera inquietante. Lo que esta suerte de mediometraje surgido de las mentes de John Parker y Bruno VeSota allá por 1953, (aunque sus sombras no vieron la luz hasta 1955), provoca en el espectador, es nada menos que un denso desasosiego, un malestar que en algunos momentos resulta tangible.
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Un logro que va mucho más allá de su modesta condición.
Producida con el espíritu y la economía más independientes del universo – en algunas secuencias roza el mundo amateur- tanto que por momentos se acerca más a un subproducto de la era atómica yankee, más propio de Ed Wood y el cine de serie Z que a lo que realmente es, Dementia se alza contra su propia naturaleza mostrándose como una película dotada con una narrativa, puesta en escena y fotografía excelentes.
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
La película recorre su camino por escenarios tan atractivos a la vista como míticos por -ya en su época- recurrentes. Ciudades con oscuros callejones a la sombra de las luces de los rascacielos, tétricos cementerios envueltos en la niebla que trepa por los árboles que extienden sus retorcidas y rugosas ramas, como si de las manos de la muerte se tratase.
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia reclama con orgullo los ya entonces olvidados días de los monstruos de la Universal y se adentra en los turbios rincones del cine negro.
Así, esta magnífica pieza de museo revela su verdadero poder desde varios frentes en los que se desarrollan situaciones muy significativas, todas armadas con las mejores influencias, tanto, que esta modesta producción se atreve incluso a servir como preludio de una obra maestra.

DEMENTIA. MÁS ALLÁ DE LA SERIE Z.

Un guión escrito con tintes indiscutiblemente surrealistas, (la mano amputada grita el nombre de Buñuel a viva voz), expresionistas, (la secuencia del club de jazz, cuando el público se vuelve contra la protagonista), y una fotografía a ratos maravillosa que podría figurar en muchos títulos del noir norteamericano sin sufrir complejos de inferioridad, nos ofrece nada menos que la antesala de la maravillosa Repulsión que Polanski clavaría para siempre en nuestras retinas.
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Si bien Repulsión es inmortal por derecho propio, Dementia nunca debería haberse visto relegada al olvido, y es que aquí nos encontramos con una propuesta tan maravillosa como arriesgada. El que sólo haya un narrador guiándonos en un mundo sin diálogos, es un acierto pleno. Lejos de restarle interés a la historia, multiplica considerablemente la visión que el espectador tiene de la mente perturbada de la protagonista.
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
La angustia, el rechazo físico y sexual hacia el género masculino, la sensación de una mente laberíntica que no encuentra el camino ni puertas de entrada o salida, se hace patente mediante una mezcla medida con gran precisión: un guión que define perfectamente al personaje y una ambientación onírica y perturbadora.
El delirio, el miedo, el agobio y el rechazo a todo lo que le rodea son perfectamente tangibles mediante una fotografía que llega a ser grandiosa en algunas ocasiones.
Dementia es una pesadilla carente de trucos y trampas cinematográficas, con eso precisamente se obró el milagro. El cine es mentira, pero necesita contar con la verdad.
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
La modesta película carecía de todos los recursos económicos para engañar al espectador, con lo cual lo arriesgó todo a una carta, contó directamente la verdad. Así, la pesadilla es tan real como para acorralar al público en ese laberinto mental. Dementia es una especie de plano subjetivo que muestra el temor, el dolor y el sufrimiento de quien corre asustado pero no puede huir.
Sin medios, pero alcanzando el fin desde el principio. El desmayo previo al coma del espectador.
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Dementia. (H.K.F. Productions, J.J. Parker Productions, Exploitation Pictures. 1955.)
Les recomiendo invertir una hora escasa de su tiempo para situar esta rara avis en el lugar que merece, sus corazones, mentes y sus recuerdos.
Dementia no es -rigurosamente hablando- una película con formas notables, no nos llevará a la cima, pero creo que es necesario rescatarla del olvido y alzarla del suelo bajo el que cumple una injusta condena.
Después de todo, estamos ante una extraña y valiosa pieza en el museo de horrores de la serie B. Dementia puede defender orgullosa su sitio en tan magnífico lugar.
Feliz viaje de vuelta hacia la noche. #SHADOWSRULES
David Salgado.
©24 sombras por segundo. Septiembre 2021.
Spread the movies. Comparte en tus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *