BABADOOK. (JENNIFER KENT, 2014.)

TRUCOS CLÁSICOS EN TIEMPOS MODERNOS. VOL.II.

La película de Jennifer Kent, Babadook, es discreta y magnífica, cuenta con un guión, dirección e interpretaciones impecables y, para mayor mérito demuestra lo siguiente.

A lo largo del camino que hasta nuestros días han recorrido el cine, el género fantástico y de terror, la serie B y la ciencia ficción han sido tratados como una alternativa curiosa, un sector menor o directamente un desperdicio. Esto, además de tremendamente injusto, es una auténtica estupidez.

Por otra parte, ciñéndonos al cine de terror en concreto, nos enfrentamos a una opinión demasiado extendida, tanto, que ya casi es una frase hecha: “el cine de terror actual es una mierda.”

Dejando al margen el que en todas las épocas hay cimas y suelos, con lo cual ya no sería necesario desmontar esa opinión, hoy es el turno de una de esas películas que demuestran que la grandeza no tiene época, aparece de pronto y se queda para siempre.

Babadook. (Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)
Babadook. (Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)

BABADOOK.

MIEDO, CANSANCIO Y RESIGNADA DERROTA.

Sobre el papel -si nos ceñimos exclusivamente a la premisa, Babadook no superaría la lectura de la sinopsis- pero por suerte para todos nosotros, aquí no cabe el prejuicio.

Essie Davis (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)
Essie Davis (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)

Babadook se basa en dos claves y una referencia, la primera clave es la creciente y maravillosa interpretación del dúo protagonista. Essie Davis y Noah Wiseman acorralan al espectador hasta dejarlo sin aire, el nivel de asimilación de los motivos y psicología de los personajes por parte de estas bestias cinematográficas es para entrar de lleno en el desmayo.

Essie Davis (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)
Essie Davis (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)
Noah Wiseman. (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)
Noah Wiseman. (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)

La referencia que da forma al monstruo, al propio Babadook, nos mete al Doctor Caligari en lo más profundo de las retinas, y la segunda clave nos lleva directamente a la secuencia que -en mi opinión- forma el epicentro de la película: el miedo.

Tal vez a priori, nadie coincida conmigo en resaltar esa secuencia -dejo un enlace a pie de texto- porque lo aparentemente lógico en una película de terror sería recurrir a los puntos álgidos de los trucos propios del negocio, pero por mi parte, no hay trato. Igual que en la también contemporánea y maravillosa The eyes of my mother,  me quedo con el magnífico truco.

Babadook se desmarca de las películas -mejor o peor resueltas- de terror al uso por un motivo que la sitúa en una posición aventajada. Su maravillosa narrativa basada en un guión impecable que trata de la clave a la que me refería antes: el miedo.

Essie Davis (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)
Essie Davis (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)

A medida que la película avanza y cierra el cerco sobre el personaje interpretado por Essie Davis, el miedo se hace con todo dejando perfectamente clara la solidez del guión. En su película, Jennifer Kent nos regala un ejemplo impecable de dirección de actores, pero nos lleva a la cima con un guión que se sirve del terror artificial para dejarnos indefensos ante el miedo natural.

Kent conduce al personaje de Davis a través de un camino que la destruye, genera una sensación ambigua en el espectador en lo que a la relación con su hijo se refiere, y cuando llega la secuencia de la que hablo, la película, en mi opinión se dispara y llega a la cima.

Essie Davis and Noah Wiseman. (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)
Essie Davis and Noah Wiseman. (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)

Lo que ocurre aquí es absolutamente maravilloso. Kent ya ha convertido al personaje de Davis en un fantasma encadenado a sus recuerdos, en una criatura errante, herida por la luz y el cansancio provocado por un mundo demasiado cruel para preocuparse por el dolor, y así, en esta secuencia, Kent le dice a Davis que observe a la razón de ser de la película y su personaje. Y Davis lo hace, observa a través de su ventana al miedo, el miedo a su propio futuro, el miedo a la soledad y el olvido materializados en su vecina, en una anciana débil, triste y olvidada.

Una anciana a la que ya sólo le queda cuidar de su vecina y su hijo, una anciana que no es más que el reflejo anticipado en el que Davis evita mirarse por miedo, y allí, en la cima de la película, el miedo revela al monstruo, sin trucos que alimenten la taquilla ni aceleren súbitamente el pulso del espectador.

Essie Davis (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)
Essie Davis (Babadook. Entertainment One, Causeway Films, Smoking Gun Productions. 2014.)

El cine de terror trata sobre el miedo, sobre aquello que nos inquieta y luchamos por evitar.

Los fantasmas que nos persiguen no aparecen de pronto, como las sombras, nos siguen a todas partes, forman parte de nosotros mismos. Como Babadook, como lo que ocurre en esta secuencia en concreto y la película en general.

Una película de terror desde la que el espectador se desmaya justo antes de entrar en coma.

Feliz viaje de vuelta hacia la noche. #SHADOWSRULES

Enlace a la secuencia: https://www.youtube.com/watch?v=IJlRwAcaOTI

Película disponible: https://www.filmin.es/pelicula/babadook

David Salgado.

©24 sombras segundo. Junio 2021.

Spread the movies. Comparte en tus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up