SOME LIKE IT HOT. (BILLY WILDER, 1959.)

NADIE ES PERFECTO. SALVO BILLY WILDER.

En 1959, Billy Wilder y su premisa para Some like it hot, quedaban muy lejos de los violentos años 20 de Raoul Walsh y el salvaje Scarface de Howard Hawks. Y las screwball comedy de la gran depresión, quedaban más lejos todavía.

Sin embargo, Wilder era uno de los tipos más inteligentes que ha dado este asunto llamado cine, y como tal podía permitirse despedir la década de los 50 y ambos géneros por todo lo alto, incluso a pesar de padecer el mismo “defecto” que Chaplin, las comedias exentas de tragedia no eran su fuerte.

Marylin Monroe y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)
Marylin Monroe y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)

Pero aunque nadie es perfecto y aunque a Wilder le faltase aquí la tragedia, sacó a relucir su habilidad magistral, esa habilidad con la que mezcló la comedia asequible con la caricatura que hizo de la violencia.

Por eso, Some like it hot es perfecta. Por eso y por los rostros de las piezas que Wilder puso sobre el tablero: Jack Lemmon, Tony Curtis y Marilyn Monroe. Porque todos eran, a sus respectivos modos, inalcanzables.

Jack Lemmon y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)
Jack Lemmon y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)

DAPHNE, JOSEPHINE & SUGAR KANE. COMO NO CASARSE CON UN MILLONARIO.

El enredo que Wilder propone para la película puede parecer sencillo, pero como en todas las grandes obras de la comedia, la sencillez es lo más complejo.

Marylin Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)
Marylin Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)

El ritmo que el trío protagonista impone a la película, sus inteligentes interpretaciones y -ante todo- la manera de asumir sus personajes tanto femeninos como masculinos, hacen de la aparente candidez de la película una de las cimas de la sátira mordaz.

Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)
Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)

 

Incluso cuando no se trata de su mejor película, Wilder nos vuela la cabeza.

Some like it hot lleva la caricatura a la cima, tira de los hermanos Marx, del absurdo inocente que oculta una culpabilidad, una intención y un colmillo goteante maravillosos y le dice a Lemmon que haga lo que quiera con esa cara que tenía más músculos para gesticular que cualquier otro ser humano.

Jack Lemmon y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)
Jack Lemmon y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)

Le dice a Curtis que haga lo mismo que hizo siempre, brillar con discreción, y con Monroe, hizo lo que todos los directores que supieron ver lo que había en ella realmente.

Darle patente de corso, dejar que su forma de ser se adueñase del personaje y llevase la trama del papel a la cima.

Marylin Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)
Marylin Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)

Sólo que en esta ocasión, con la ayuda de unos tipos que eran la comedia en sí misma, la tragedia inherente a Monroe lleva al espectador al desmayo previo al coma.

Gángsters vengativos, ley seca, conflictos sexuales y psicológicos sin resolver, ambición, adicciones, inseguridad emocional… todo mezclado en la medida justa por -una vez más- la maravillosa alianza entre Wilder y I.A.L. Diamond.

George Raft. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)
George Raft. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)
Joe E. Brown. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)
Joe E. Brown. (Some like it hot. United Artists, Ashton Productions, The Mirisch Corporation. 1959.)

Por lo demás, es cierto que el mejor Wilder queda lejos, pero que diablos, Marilyn lleva cualquier cosa a la frontera del universo, y además, nadie es perfecto. Excepto Wilder y sus películas.

https://www.filmin.es/pelicula/con-faldas-y-a-lo-loco

Feliz viaje de vuelta hacia la noche. #SHADOWSRULES

David Salgado.

©24 sombras por segundo. Marzo 2021.

Spread the movies. Comparte en tus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up