JACKIE BROWN. (QUENTIN TARANTINO, 1997.)

TARANTINO Y EL SUPERCINE DE LOS SETENTA.

Tarantino es un tipo especial, independientemente de sus adeptos y detractores, de sus cimas y sus suelos, es un tipo polémico, valiente, listo… un tipo especial. Si un tipo especial cuenta una historia sobre una mujer, esa mujer también ha de ser especial, ha de ser Jackie Brown.

Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)

A finales de los años 90, era altamente improbable que alguien se acordase del Blaixploitation, de Jack Hill, Gordon Parks, de las noches rojas de Harlem, el soul, el funk, etc… y mucho menos de Pam Grier.

Pero Tarantino ya había demostrado que las altamente improbables Reservoir Dogs y Pulp Fiction funcionaban perfectamente, sin embargo con Jackie Brown tendría que ir más lejos. La pieza de cine negro que tenía entre manos necesitaba su propio ritmo.

Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)

SOY JACKIE BROWN, CABRONES.

Para ganar la partida Tarantino tendría que jugar sus cartas de una forma inusual en sus maneras, tendría que contener la violencia propia de su estilo y sus explosivos diálogos, tendría que dejar que la película repose mientras Jackie la hace avanzar, seguir el ritmo impuesto por la mujer fatal reinventada por Pam Grier y él mismo.

Samuel L. Jackson. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Samuel L. Jackson. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)

Seguir el ritmo al que el sonido soul y funk setenteros hacen moverse al espectador en su butaca, mientras Miss Brown recupera el género que marcó el cine del siglo XX ante las puertas del XXI, recuperando y reinventando el noir.

Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)

Tarantino le dice a Grier que Brown debe moverse y engañar de forma astuta y sigilosa entre agentes de policía a quienes ella les importa una mierda porque sólo quieren a los gángsters, gángsters a quienes ella les importa una mierda porque sólo quieren su material y su dinero, y ninguno de ellos renunciará a lo que quieren. Y si ella ha de morir para conseguirlo, lo hará. Ella les importa una mierda.

Robert Forster. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Robert Forster. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)

Pero ella es especial, es Jackie Brown, y a Jackie Brown no es fácil putearla. A esa azafata demasiado vieja para ser joven y demasiado joven para ser vieja, no será sencillo echarle el guante, ni siquiera el buen tipo tranquilo del que se enamora, ese tipo que se la juega para ayudarla, y que -fiel al estupendo perfil cerebral del que Tarantino dotó a los personajes en su guión- se queda donde Jackie lo encontró cuando empezó esta historia.

Una historia resumida en este sencillo concepto: soy Jackie Brown, cabrones, y en la última película noir del siglo XX, Jackie Brown manda, los malos mueren y el espectador se desmaya.

Pam Grier y Robert Forster. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Pam Grier y Robert Forster. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)

El resto consiste en Tarantino mostrando varias cosas, en el acierto pleno del tratamiento frío y cerebral de los personajes. Un ejemplo claro de esta frialdad al rojo vivo es la secuencia de la que dejo un enlace a pie de texto:

Robert de Niro y Samuel L. Jackson. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Robert de Niro y Samuel L. Jackson. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)

Samuel L. Jackson se toma un maravilloso tiempo para pensar, dejando que la tensión crezca conforme lo hacen sus conclusiones, Tarantino le dice a Jackson que el espectador oiga como piensa, y él lo cumple. “Ha sido Jackie”, esa es la clave de su ruina y de toda la película. Sí, ha sido Jackie, y no podéis hacer una mierda.

Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)

El otro regalo de Tarantino a la humanidad es la claqueta final de Robert de Niro, la última vez que veríamos a uno de los pilares del celuloide americano de los setenta sobre su cima, expresivo, silencioso y elocuente como nunca más volveríamos a verlo.

Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)
Pam Grier. (Jackie Brown. Band Apart, Miramax, Lawrence Bender Productions Miramax. 1997.)

Tarantino recuoera su ritmo habitual, vomita un guión rápido como una bala, Jackson la dispara, De Niro muere y antes de la victoria total de Jackie Brown, el espectador se desmaya justo antes de entrar en coma.

Tarantino es un tipo especial, pero Jackie es única.

Enlace a la secuencia: https://www.youtube.com/watch?v=3e7wbs_xfas

Película disponible: https://rakuten.tv/es/movies/jackie-brown

Feliz viaje de vuelta hacia la noche. #SHADOWSRULES

David Salgado.

©24 sombras por segundo. Marzo 2021.

Spread the movies. Comparte en tus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up