TAXI DRIVER. (MARTIN SCORSESE, 1976.)

NEW YORK, DIRTY NEW YORK. SCHRADER, SCORSESE & CHAPMAN.

Solo en la secuencia de apertura de Taxi driver, Martin Scorsese nos lo cuenta prácticamente todo, en fondo y forma.

Taxi driver. (Columbia Pictures. 1976.)
Taxi driver. (Columbia Pictures. 1976.)

El taxi, el arma de ese ángel exterminador, voyeur, sonámbulo y enfermizo que el guión de Paul Schrader le regaló a Scorsese y a la humanidad. Una humanidad a la que él y su alter ego Travis tanto odiaban en aquel momento.

Ese taxi mimetizado con el hastío y la confusión de su conductor y la sociedad norteamericana del momento, avanza envuelto en el aliento insano de la protagonista de la película: la ciudad.

Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

Esa ciudad con la que Travis quiere acabar y que observa como un cazador a través de la lluvia con la que espera limpiar de mierda las calles por las que se mueve, una lluvia que junto a su mentalidad enfermiza diluye y difumina las luces de la ciudad ante sus ojos y reafirma su papel de vengador.

Una ciudad recorrida y retratada por la fotografía decadente y sucia de Michael Chapman, acorde con los dictados de Scorsese y Schrader.

Martin Scorsese. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Martin Scorsese. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

Dictados que son los fieles reflejos de las costumbres de una sociedad asqueada por la enésima crisis económica, la falta de perspectiva y futuro, la delincuencia y una suciedad física y emocional que se ve desde la basura y el crimen en las calles, hasta en los gustos cinematográficos de Travis.

Gustos que reflejan la creciente afición de la época por el cine X, especialmente el de origen escandinavo. Travis no es más que otro miembro de una sociedad enferma, egoísta y terriblemente incomunicativa.

Cybill Shepherd y Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Cybill Shepherd y Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Cybill Shepherd. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Cybill Shepherd. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

Taxi driver no solo es una de las mejores películas de uno de los referentes de la historia del cine, es una de las cimas en lo que a narrativa visual y representación de un guión se refiere.

La fotografía de Chapman, densa y sucia, muestra la ciudad bajo una lluvia espesa, agobiante y calurosa, pero también muestra que los desagradables gustos de Travis y su inestable y extraña conducta son el estado mental general de una sociedad y una ciudad sumidas en el delirio.

Taxi driver. (Columbia Pictures. 1976.)
Taxi driver. (Columbia Pictures. 1976.)
Jodie Foster. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Jodie Foster. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

TAXI DRIVER. LA CARRERA SIN RETORNO.

Durante el recorrido que supone la película, la ciudad invierte los roles, pero mantiene su condición. Mientras observa a Travis, le permite ver su interior abiertamente: un infierno inhóspito, frío y fantasmal a pesar de sus tentadoras luces cálidas que proyectan las sombras deformadas por la lluvia de quienes deambulan por sus calles.

Harvey Keitel y Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Harvey Keitel y Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

Travis observa la ciudad mientras intenta salvarla y salvarse a sí mismo, pero la ciudad lo vigila constantemente, lo atrapa y lo convierte en uno más de esos fantasmas diluidos en una capa de suciedad, de la basura existencial que él pretende limpiar.

Jodie Foster y Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Jodie Foster y Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

Por si todo esto fuese poco y volviendo al inicio, Scorsese coge el regalo que nos hizo a todos Schrader y juega su mejor carta: Hitchcock.

Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

La juega por partida doble, además, pues el maestro inglés no sólo está presente en toda la película a nivel visual. También oímos como el tito Martin se sirve de Bernard Herrmann para enseñarnos como suena esa ciudad podrida hasta la médula.

Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

Y para rematar la presencia de Hitch, Scorsese, hábil y más listo que mil hijos de perra, nos cuela a todos a Marnie la ladrona con la cara de Robert de Niro bajo el rojo de todas las obsesiones imaginables.

Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

Obsesiones que lo conducen al centro mismo del infierno, donde fracasarán todos sus planes y al mismo tiempo su cruzada particular logrará acabar con un puñado de hijos de perra, salvar a una prostituta y devolverla a una sociedad a la que él, la prostituta y los hijos de puta que han muerto, les importan una mierda.

Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)
Robert de Niro. (Taxi driver. Columbia Pictures. 1976.)

Es lo que tiene la grandeza, parece sencilla, pero como con todo lo que tiene que ver con Hitchcock, es mucho más de lo que parece.

Con Taxi driver y su belleza sucia, opresiva y decadente, el desmayo previo al coma son algo seguro.

https://rakuten.tv/es/movies/taxi-driver

Feliz viaje de vuelta hacia la noche. #SHADOWSRULES

David Salgado.

©24 sombras por segundo. Marzo 2021.

Spread the movies. Comparte en tus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up