IVÁN EL TERRIBLE. (SERGEI M. EISENSTEIN, 1944-1946.)

LA CIENCIA DEL CINE. EISENSTEIN EL TERRIBLE.

En el cine soviético, no hay cima más alta para mí que la monumental Iván el terrible del inmenso Sergei Eisenstein. No si hablamos de influencias visuales, de imágenes que se aferran a tu personalidad hasta tal punto que se confunden con tus sueños, con tus propios recuerdos.

Ante el cine en sí mismo, solo cabe rendirse ante lo terrible del gigante ruso.

Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)

Como ya he dicho en ocasiones anteriores, la grandeza tiene entre sus virtudes la modestia, la aparente sencillez a la hora de alcanzar metas casi inalcanzables. Así, las cimas más altas se muestran al espectador como lugares donde se llega fácilmente.

Eisenstein es -de entre todos los cineastas que ordenaron el cine mediante el montaje- el único que utilizó en los primeros días de las películas elementos artísticos inverosímiles y factores científicos.

Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)

Es cierto que el cine procede del teatro y la pintura -eso era así mucho antes de Eisenstein- pero incluir las formas pictóricas y perspectivas de El Greco, las acrobacias y uso del espacio circenses y la interpretación propia del Kabuki, supuso tratar el cine como el arte a convertir en un elemento científico. En algo a investigar, innovar y -como una suerte de mad doctor- dar una nueva forma colosal, hermosa, inquietante e invencible.

Eisenstein robó el fuego de los dioses, montó todo el cine posterior y dejó libre a su criatura terrible para volarle la cabeza a la humanidad.

Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)

Como toda obra vanguardista, rebelde y monumental que se precie, Iván el terrible tuvo un comienzo, padeció una férrea censura y su creador no vio el final. La película nació en 1944, la segunda parte se terminó en 1946 pero la dictadura soviética se defendió de ella hasta 1958, y la tercera y última parte jamás se terminó.

IVÁN EL TERRIBLE. EL MONSTRUO DEL DR. EISENSTEIN.

Iván el terrible cuenta con la expresividad teatral, la eternidad de la imagen, la solemnidad de la ópera, la inmortalidad de la historia y la fuerza colosal de la diosa protectora, de la madre Rusia a la que el gigante cinematográfico tuvo la osadía de atacar con sus mejores armas.

Sombras con las formas de El Greco moviéndose a veinticuatro fotogramas por segundo, deslizándose por los decorados, escapando incluso al control de sus propietarios.

Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)

Como esos boyardos que conspiran contra el zar, Eisenstein ataca a Stalin en su terreno y monta la obra maestra de la madre Rusia. El orgullo soviético rebelado contra su líder, el regalo definitivo a la humanidad de uno de los tipos que inventaron las películas.

Con la impagable ayuda de la música de Prokófiev y las orientales interpretaciones de Nikolai Cherkásov y Serafima Birman, Eisenstein nos enseña como funciona esto, y nos lo enseña a todos -pregúntenle a Orson Welles de dónde sacó su montaje para El proceso.– Nos lo enseña con algo tan aparentemente sencillo como un juego de sombras.

Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)

Dibujadas en las paredes, las siluetas nos hablan a través de sus posiciones, de la diferencia entre sus tamaños, del momento en el que aparecen o se disipan. Nos lo cuentan todo sobre la soledad del líder, del temor a la conspiración, de las sospechas que roban el sueño de quien lo tiene todo y a quien nada puede quitarle el peso del liderazgo.

Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)

En cualquier fotograma de la película, Eisenstein utiliza el teatro, (tanto el occidental como el Kabuki), el circo y la pintura como orígenes del cine. De la ciencia que el inventó por y para el cine.

Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)
Iván el terrible I & II. (Mosfilm. 1944-1946.)

Utiliza también sombras, colores, rostros, ojos abiertos y cerrados, figuras de animales e incluso el pueblo sembrando la duda en forma de interrogante al fondo de un primer plano del rostro de Iván -extraído de un lienzo del Greco-  para llevar al espectador, la humanidad y todo aquello que venga tras nuestra existencia al desmayo previo al coma.

https://www.filmin.es/pelicula/ivan-el-terrible

Feliz viaje de vuelta hacia la noche. #SHADOWSRULES

David Salgado.

©24 sombras por segundo. Marzo 2021.

Spread the movies. Comparte en tus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up