LA CASA. (EMMA DE SWAEF, MARC JAMES ROELS, NIKI LINDROTH VON BAHR, PALOMA BAEZA, 2022).

EL OSCURO BOSQUE ANIMADO.

La casa, esta casa concretamente, alberga tres historias dirigidas por Emma De Swaef, Marc James Roels, Niki Lindroth von Bahr y Paloma Baeza.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

Tres historias distintas con un nexo común: una casa que permanece fija, inmune al tiempo y el espacio. No importa quienes la habiten, ni en que espacio temporal lo hagan, la casa se mantendrá firme como una puerta por la que simplemente todos se dirigen hacia su destino final, y fatal.

Tres cuentos que forman una comedia oscura, o una historia de terror suavizada por la animación que pretende hacer del destino algo de lo que podamos reírnos pese a nosotros mismos.

Esto supone un viaje en el tiempo, un tiempo en constante movimiento anclado al mismo tiempo en puntos fijos que nunca cambian.

La casa actúa -además de cómo título- como puerta de entrada a todo aquello que nos encierra en un lugar que cambia de forma, pero mantiene intacto su fondo.

Para burlar la imagen que pretende reflejar en el espejo, la imagen real de la humanidad como ente masivo, la película recurre a la animación animal, armando una magnífica fábula actual, distópica y claramente oscura.

Dividida en tres partes, la unidad se desarrolla de forma progresiva en el tiempo. Los años, las generaciones y las diferentes costumbres sociales pasan a través de ese portal fijo que es la casa, pero la realidad -que solo es una- mantiene su rumbo hacia un final inevitable, gracias en gran parte a los únicos que podrían haberlo evitado: los humanos sin apenas representación física en la historia.

LA CASA.

TRES PASOS HACIA EL ABISMO.

La película recorre su camino en tres etapas muy distantes en el tiempo, pero ancladas en la misma realidad. La destrucción.

I. EL CLÁSICO RENOVADO.

En la primera historia, el ser humano ve reflejadas sus formas en una historia tan antigua como nuestra especie, pero narrada de forma algo distinta.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

Una familia que perfectamente podría enmarcarse en el universo de Charles Dickens, sufre una serie de penurias económicas que comprometen seriamente sus vidas y estabilidad emocional.

El organigrama familiar es un clásico: Raymond, un padre refugiado en la bebida por verse incapaz de sacar adelante a su familia, compuesta por su esposa Penny, y sus dos hijas: Mabel y la pequeña Isobel, recibe la visita de unos superficiales, crueles y desagradables familiares que le reprochan las condiciones en las que vive su familia.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

El clásico contraste entre las clases sociales, y la lucha por unas condiciones dignas, tan propia de la literatura Dickensiana y la época de la revolución industrial, se refleja ya en la introducción de la historia mediante la presentación de los personajes.

Los pobres caídos en desgracia sometidos a la crueldad de la pretendida dignidad adquirida con dinero.

Pero la carta con la que la película romperá la baraja tradicional y el supuesto tono edulcorado de la historia no tarda en aparecer, aunque su llegada a la escena también sea en forma de una figura clásica.

Van Schoonbeek, un misterioso, extraño e inquietante arquitecto, irrumpe en la trama -y aunque su figura podría ser perfectamente una versión más del villano clásico salido de las novelas de Dickens, Mark Twain o incluso los cuentos de Andersen– hay una ligera vuelta de tuerca que marca la diferencia e identidad propia en el primer tramo de la película.

El  extraño arquitecto responde al perfil de un excéntrico y narcisista millonario que siempre obtiene lo que quiere a base de los demás, independientemente del precio que otros hayan de pagar.

En este sentido la metáfora entre el amo y el esclavo nos lleva de nuevo a la lucha de clases imperante durante la era victoriana y la revolución industrial. Es decir, un magnate tiránico que brinda una tramposa y letal oportunidad a los desgraciados.

Ahí es donde la película marca algo de distancia con los clásicos.

Van Schoonbeek ofrece a la familia una magnífica aunque algo oscura oportunidad. A cambio de su casa, el millonario les dará una lujosa mansión que él mismo ha diseñado, pero en el ambiente del trato, en todo ese asunto hay una sombra, algo maligno que observa sin ser visto.

Pese a la intuición de su familia, Raymond acepta sin dudar, y la maldición se desata. La casa nunca deja de cambiar, de adaptar sus formas a las ideas cada vez más descabelladas del arquitecto, y el trato al que llegaron con él les obliga a plegarse a sus deseos.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

Pero la casa está viva, es cambiante y respira conectada a la retorcida mente de Van Schoonbeek. Una especie de Casa Usher que se hunde en los delirios caprichosos del dinero que todo lo puede comprar, destruir y reconstruir a medida, y que condena a la mimetización/absorción física de sus habitantes.

La casa consigue en su primer episodio un certero retrato de todo aquello que el ser humano podría ser, manteniéndose fiel al fondo clásico, pero introduciendo una sutil vanguardia en las formas.

Esas formas -las humanas- abandonan la película para dar paso a la fabula en la segunda historia.

II. LA METÁFORA EN LOS TIEMPOS MODERNOS.

La casa, fija en el espacio y el tiempo, ve cómo los siglos pasan y todo sigue igual. Sin embargo, la película cambia el género en su segundo tramo, aunque mantiene el tono; la oscuridad que envolvió la primera historia en terror, se transforma aquí en humor negro.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

Humor, sí, pero también envuelto en un ambiente inquietante y profundamente desagradable.

Un contemporáneo y angustiado agente inmobiliario, representado por un ratón -las formas humanas ceden su espacio a la fabula a partir de esta historia- empeña todos sus recursos económicos y energía personal en restaurar la casa protagonista, que ahora luce como una exclusiva mansión en una zona privilegiada de la ciudad.

Justo antes de una jornada de puertas abiertas, el abnegado promotor descubre que la casa ha sido invadida por una plaga de insectos, con lo cual la metáfora que establece el símil entre aquello que ocultan las apariencias sociales y el supuesto progreso del mundo moderno, está servida.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

Desesperado por la invasión y angustiado por la que a todas luces es si última oportunidad para salvar su situación financiera, el ratón emprende una cómica y frenética carrera contra el tiempo y la adversidad para llegar a la meta: vender la casa a cualquiera de los visitantes que, por otra parte, se dedican casi exclusivamente a ignorarlo y recorrer la casa como un mero pasatiempo.

Casi rendido ante la evidencia, abatido y vencido por la propia vida que se impuso conseguir, la salvación llama a su puerta enmascarando la condena. Las ratas llegan a la casa con la firme intención de hacerse con ella.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

Pero nadie ha dicho nada sobre comprarla…

Una extraña pareja «muy interesada en la casa» se instala paulatinamente en base a una futura compra que solventaría los problemas del promotor.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

Esto provoca una lenta pero inexorable metamorfosis de la casa y el rol del agente; a medida que la mansión se transforma en un cubil sucio y oscuro donde las ratas vivirán, el ratón abandona su forma de vida para convertirse en uno de los suyos, dejando atrás su destino impuesto antes de alcanzarlo, para caer en una realidad con la que jamás se habría atrevido a soñar.

La metáfora en esta fabula oscura está servida…

III. EL ABISMO.

El tercer y último tramo de este apocalipsis animado, traslada el futuro al presente. El fin, que justifica la casa como medio de transporte hacia el abismo, ha llegado.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

La casa será testigo -mientras se hunde en la niebla y las profundidades de la tierra sumergida en el agua, en una nueva analogía con la Casa Usher- de la última frontera entre el mundo que los humanos -ahora representados por gatos- pretendieron construir mientras lo destruían.

La casa se muestra ahora como el último refugio. Regentada por Rosa, funciona como un como una especie de motel que pretende dar cobijo a los supervivientes del desastre, y sobrevivir a su vez como último vestigio de la humanidad.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

Pero es precisamente esa humanidad que apenas habita la casa, la que se aferra a sus costumbres, y abandonándose a la falta de esperanza, se acomoda en su propia miseria.

Jen y Elías, los dos únicos inquilinos a bordo del barco que Rosa trata con ilusa desesperación salvar del naufragio, no pagan por su estancia si no es con absurdos e inservibles objetos.

Jen paga su estancia con cristales «mágicos», Elías con pescado. Y Rosa pelea con la fuerza que le queda por darle a la casa una forma que jamás recuperará.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

La llegada de Cosmos -un charlatán vendedor de humo amigo de Jen- pone irónicamente con su discurso vacío la verdad ante los ojos de Rosa, quien comprende que la única posibilidad de salvar la casa y su vida, es soltar amarras y viajar hacia el abismo.

La casa. (Nexus Productions. 2022).
La casa. (Nexus Productions. 2022).

Tal vez allí se encuentre el remedio, o tal vez el único remedio sea el fin. La casa finalmente se mueve en el espacio, cuando ya no hay hacia dónde ir.

La metáfora en esta fabula oscura está servida…

https://www.netflix.com/es/title/81178338

Feliz viaje de vuelta hacia la noche. #SHADOWSRULES

David Salgado.

©24 sombras por segundo. Febrero de 2022.

Spread the movies. Comparte en tus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *